jueves, 10 de marzo de 2011

¿QUÉ ES COMPUTACIÓN EN NUBE?

Por Isaías Ferreira

La computación en nube (del inglés Cloud Computing) es un término general utilizado para indicar servicios de computación que se ofrecen en un sitio remoto, o en “las nubes”, refiriéndose a la Internet. El nombre fue inspirado por el símbolo de “nube” que es a menudo utilizado para representar la Internet en los diagramas de flujo.

La computación en nube es cualquier servicio de tecnología informática (IT, por sus siglas en inglés) que un proveedor ofrece por medio de suscripción o de pago por uso ofrecido en tiempo real a través de la Internet que extiende la capacidad de computación del usuario.

La idea de la computación en nube es compartir recursos provenientes de un servidor remoto a través de la Internet, en lugar de la forma tradicional que utiliza servidores locales o computadoras personales para manejar las aplicaciones. La infraestructura de la computación en nube consiste de servidores remotos propiedad de un proveedor enlazados en grandes redes a través de los cuales se extiende el servicio.

La computación en nube puede ser privada o pública. La pública vende servicios a cualquiera en la Internet. Al presente, Amazon Web Services es el proveedor de nube público más grande. La nube privada es una red o un centro de datos que provee servicios a un número específico y limitado de usuarios.

Un servicio de nube tiene tres características que lo hacen distinto al servicio tradicional utilizando servidores locales: se vende “a demanda” del usuario, típicamente por el minuto o la hora; es elástico, o sea un usuario puede obtener la cantidad de servicio que necesite en un tiempo determinado y el servicio lo maneja el proveedor completamente. Todo lo que el consumidor necesita es una PC y acceso a la Internet.

Como se puede ver, la computación en nube es una forma poderosa de utilizar la potencia de supercomputadoras, sin el usuario ser propietario de estas, de una manera flexible y eficiente en que se puede aumentar la capacidad de computación de forma inmediata sin tener que invertir en infraestructura, entrenamiento o adquirir licencias de software.

Por ser una tecnología relativamente reciente, ahora es cuando empieza lentamente a atraer interés en los centros de datos corporativos.

Con todas las ventajas de flexibilidad, sencillez, eficacia y de no inversión en infraestructura, la computación en nube tiene sus lados débiles siendo las más notorias la dependencia total de una empresa de los servicios de los proveedores y la vulnerabilidad que de ello resulta, lo cual podría ocasionar que datos sensibles puedan ser robados o perdidos.

Pero, como todo en el mundo de la computación, esas deficiencias serán de alguna manera minimizadas y si las ventajas las superan en mucho, veremos la computación en nube ascender y convertirse en algo común.

Irónicamente, en los albores de la computación, el poder computacional era centralizado y los usuarios se comunicaban por vía telefónica con estos “mainframes” de IBM o UNIVAC, etc., a través de un sistema llamado time-share; o sea, tiempo compartido.

No hay comentarios: