lunes, 17 de marzo de 2014

ESTE AÑO LOS CHIPS DE 64 BITS LLEGARÁN EN MASA A SMARTPHONES Y TABLETAS

El iPhone 5s tiene un procesador de 64 bits

Para lo que resta del año se viene una marea de procesadores de 64 bits para dispositivos móviles, siguiendo la decisión de la compañía de incluir, en el iPhone 5S , un chip con esas características. Los 64 bits ya se usan en las PC hace poco más de una década, pero en los smartphones y tabletas eran, hasta ahora, de 32 bits.

Pero ¿qué significa esto? Pasar de 32 a 64 bits en un chip permite procesar más bloques de datos por cada ciclo de procesador (los hertz; un gigahertz equivale a mil millones de ciclos por segundo), útil si se tiene que buscar y computar mucha información. Un chip de 64 bits también puede administrar más RAM, pero en este caso esto parece ser secundario (Apple sigue, por ahora, usando 2 GB de RAM en iOS).

El argumento general de la industria, al momento del anuncio de Apple, fue que sí, que muy lindo el chip, pero que la mayoría de los usuarios (y aplicaciones) no iban a encontrar un beneficio directo con el cambio, algo que también se ve en el mundo de las PC; la mayoría de nosotros podría seguir con procesadores de 32 bits sin mayores complicaciones.

Pero son mejores los procesadores de 64 bits, claro, aunque al principio Qualcomm -que domina el mercado de procesadores para dispositivos móviles- salió a decir que lo de Apple era puro marketing y luego tuvo que cambiar de discurso. De hecho, en el Congreso Mundial de Móviles que terminó en Barcelona a fin de febrero anunció no uno sino dos procesadores de 64 bits y 8 núcleos (con lo que va en contra de su otra postura histórica, que la multiplicidad de núcleos no lo es todo), que se sumó a otro que había presentado en diciembre.

Ventajas de los 64 bits

Mientras estuve en Barcelona hablé con Chris Walker, que está a cargo de los procesadores para móviles de Intel, para entender en dónde está el interés por los 64 bits (de la marca que sea) en un dispositivo de bolsillo.

"Tiene muchas ventajas -me explicó-. Si estás en el mundo de Windows, poder tener un chip x86 de 64 bits para móviles te unifica el soporte de aplicaciones y la administración de equipos para toda clase de dispositivos, sea una PC o una tableta. Pero pensando en un procesador de 64 bits en general, lo que te permite es tener un mejor manejo de aplicaciones que hacen un uso muy intensivo de datos. Por ejemplo, para la captura de fotos y videos, pero más importante, para su manipulación; una aplicación para editar videos o codificar audio se beneficia mucho de un procesador de este tipo."

En la medida en que tanto Android como Windows -sea en x86 o en ARM- deban caminar por esa hoja de doble filo que es la computación personal moderna (que debe ser lo más poderosa posible, pero también móvil y por lo tanto frugal) tener procesadores de 64 bits puede pasar de ser anecdótico a ser vital (de bajo consumo la mayor parte del tiempo, súper poderosos cuando necesitamos que se comporten como una computadora de escritorio).

A la vez para mucha gente el cambio, si le llega, será casi invisible en términos de rendimiento. Falta, además, que lleguen las versiones oficiales de Windows Phone y Android recompilados para 64 bits para que aprovechen las virtudes de estos nuevos procesadores, que pueden correr versiones de 32 bits (como en las PC) sin mayores inconvenientes.

También tendremos, claro, una cuestión de marketing: los 64 bits como una forma de los fabricantes de smartphones y tabletas de vender un equipo como más poderoso, etcétera.

Pero, necesarios o no, la computación de 64 bits en smartphones y tabletas viene para quedarse. Unestudio de ABI Research estima que para 2018 el 55% del mercado móvil usará procesadores de 64 bits.

Qualcomm

Durante el Congreso Mundial de Móviles, Qualcomm presentó dos nuevos procesadores de 64 bits.

El Snapdragon 610 y 615 tienen conectividad LTE multibanda; el 615 tiene 8 núcleos (pero que funcionan en dos bloques de cuatro, como los Exynos de Samsung), mientras que el 610 tiene cuatro, y son compatibles con las instrucciones ARMv8 (recuerden; los chips de Qualcomm son compatibles con ARM, pero con un diseño propio), además de incluir gráficos Adreno 405, con soporte para DirectX 11.2, Open GL ES3.0 y resoluciones de 2560 x 1600 pixeles.

Pero el Snapdragon 801 que está en el corazón del Samsung Galaxy S5, del Sony Xperia Z2 y el LG G Pro 2 es de 32 bits, así que no esperen ver 64 bits en su Android amigo en breve.

Mediatek

Los de Qualcomm no fueron los únicos: MediaTek (la firma taiwanesa que juega un papel clave en el crecimiento de los fabricantes chinos de gama media y alta) también presentó un SoC (system on a chip, una solución para incluir todos los procesadores y elementos necesarios para crear la base computacional de un smartphone; lo hacen todos) de 64 bits, con 8 núcleos Cortex-53 a 2 GHz y gráficos Mali T760.

Intel

Y faltaba Intel, claro: no ha tenido hasta ahora una presencia destacada en smartphones, pero en tabletas está comenzando a tener un espacio interesante, sobre todo en los equipos con Windows 8; en Barcelona presentó su Atom Z35xx y Z34xx (es decir, Moorefield y Merrifield; son procesadores x86 que permiten usar Android, Windows, otra variante de Linux, etcétera). El Z3480 tiene dos núcleos a 2.1 GHz y gráficos PowerVR G6400, mientras que el Z35XX usará cuatro núcleos a 2.3 GHz cuando esté listo. Ambos con tecnología de 22 nanómetros y arquitectura de 64 bits, claro. Y son, por supuesto, más poderosos que lo disponible hasta hoy de la compañía en este segmento; 1.7 veces mejor rendimiento del Z3480 que del Z2580 en aplicaciones que no son multihilo.

Marvell y Samsung (pero más tarde)

Marvell también tiene su chip de 64 bits, el ARMADA Mobile PXA1928 , con cuatro núcleos Cortex-A53, GPU, módem LTE de 5 bandas, etcétera.

Samsung también amplió su oferta de procesadores, pero más disimulada y de 32 bits: un Exynos 5422, con cuatro núcleos Cortex-A15 a 2.1 GHz y cuatro Cortex-A7 a 1.5 GHz; y un 5260 con seis núcleos: dos A15 a 1.7 GHz y cuatro A7 a 1.3 GHz); tendrán versiones de 64 bits, pero más adelante en el año.

lanacion.com