miércoles, 13 de junio de 2012

REVIVIENDO TECNOLOGÍA DEL PASADO

¿VUELVEN LAS VÁLVULAS ELECTRÓNICAS?

Lea Válvula Termiónica en Wikipedia

La válvula electrónica, conocida también como tubo de vacío y con otros nombres, es un componente electrónico que hizo posible el despegue de la electrónica en la primera mitad del siglo XX. Presente durante décadas en aparatos de todo tipo, su ocaso se inició con la popularización del transistor, un componente que acabó sustituyéndole. Hoy, la válvula electrónica apenas se usa.

Un nuevo y llamativo desarrollo, sin embargo, podría resucitar a esa pieza tan carismática dándole un nuevo diseño, basado en tecnología punta, y reclutándolo para funciones que resultan idóneas.

En ambientes de alta radiación, como el espacio exterior, las válvulas electrónicas son más robustas que los semiconductores que las desplazaron. Y como los electrones viajan más rápidamente en un vacío que a través de un semiconductor convencional, las válvulas electrónicas son un medio intrínsecamente mejor para la electricidad.

Un equipo internacional, integrado por expertos del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California, y del Centro Nacional Nanofab en Corea del Sur, han combinado los mejores rasgos de ambas tecnologías, creando una versión diminuta de la válvula electrónica tradicional, que sea incorporable a circuitos electrónicos modernos.

El singular dispositivo desarrollado por Jin-Woo Han, Jae Sub Oh, y M. Meyyappan es una válvula electrónica que funciona a modo de transistor, tiene tan sólo 150 nanómetros de largo, y fue hecha usando los métodos de fabricación de los semiconductores convencionales. Su pequeño tamaño le permite operar con menos de 10 voltios, mucho menos que lo requerido por una válvula electrónica tradicional. Además, con la introducción de nuevas mejoras, se podría conseguir que el dispositivo usara aproximadamente 1 voltio; esto lo haría competitivo frente a la tecnología moderna de los semiconductores.

Esa válvula electrónica con rasgos de transistor podría ser útil para aplicaciones en sensores para detección de sustancias químicas peligrosas, aparatos para diagnósticos médicos no invasivos, y dispositivos para telecomunicaciones de gran velocidad, así como para aplicaciones que tengan lugar en entornos con alta radiación, como el espacio profundo o algunos de los escenarios contemplados en ciertas clases de acciones militares.

NOTICIASDELACIENCIA.COM

No hay comentarios: