viernes, 27 de septiembre de 2013

LATINOAMÉRICA DEBE LLEVAR LA REVOLUCIÓN DIGITAL AL SISTEMA EDUCATIVO

Experto de la Universidad de Columbia dice que la región está en una "encrucijada" y debe generar una "reforma educativa" basada en el "nuevo mundo digital"

Latinoamérica no puede quedarse al margen de la profunda transformación tecnológica que vive el mundo y debe llevar estos cambios al sistema educativo, o perderá su competitividad y "sufrirá 20 años de retraso".

Así lo dijo a Efe el experto español Xabier Sala-i-Martin, catedrático de Economía por la Universidad de Columbia y principal asesor del Foro Económico Mundial, que participó este jueves en el Festival of Media Latam de Miami.

A su juicio, la región se encuentra en una "encrucijada" sin marcha atrás y debe acometer de inmediato una "reforma educativa" que incorpore este "nuevo mundo digital", si quiere ser competitiva e innovar.

Sala-i-Martín aseguró también que Latinoamérica, beneficiada durante una década por una demanda casi insaciable de materias primas en el continente asiático, debe ahora solucionar otros graves problemas.

El primero sería, tras "una buena década" de resultados macroeconómicos, abordar una reforma educativa en profundidad para "adaptar el sistema educativo a la realidad de hoy" con la incorporación de "herramientas y tecnología digitales".

Pero, alertó, "el gran problema de América Latina es la educación, que no funciona, con una desigualdad sin parangón", una región donde, en general, el asunto de una reforma educativa "ni siquiera se plantea".

Así, por ejemplo, en México están enfrascados en el debate de si se puede evaluar o no el nivel de capacitación de los profesores, lo que resulta "obvio", algo que "tendría que resultar evidente por sí mismo" y que no requiere de debate, según dijo a Efe.

Y es que, para poder competir con los asiáticos, "que se están comiendo todos los mercados produciendo lo mismo, con calidad, y a mitad de precio", solo existe un camino: el que transita por la "innovación, por hacer las cosas de forma distinta", aseguró.

Precisó el significado del concepto de innovación, una idea que, dijo, antes que apelar a la "alta tecnología" se refiere sobre todo a la "flexibilidad, adaptabilidad y evolución".

"Si no te adaptas, te extingues", afirmó Sala-i-Martín en la cita de dos días centrada este año en el desarrollo de marcas y mercadotecnia, la expansión de los medios y los agentes de cambio en televisión.

El economista citó el ejemplo de las grandes innovaciones empresariales que cristalizan en compañías como Zara, Ikea, Facebook y Starbuck's, "creadas por gente que no eran científicos ni aplicaron nada de I+D (investigación y desarrollo)".

"Sólo el 8 % de la innovación procede de I+D, el 92% restante viene de trabajadores y de ciudadanos normales, no de investigadores", precisó.

El problema de América Latina, insistió, es que junto a "grandes universidades con nombre encuentras malas escuelas, tercermundistas, y millones de niños sin ni siquiera escolarizar".

Se refirió también al fenómeno de cambio de parámetros cognoscitivos en las generaciones más jóvenes. Así, mientras que los niños han desarrollado, por influencia de la tecnología digital, el conocimiento por "hipervículos", los adultos "mantenemos un cerebro lineal, leemos un capítulo y luego pasamos al siguiente".

"Los niños son tecnológicamente distintos y esto afecta su manera de pensar", alejada ya del sistema tradicional de enseñanza fundado en la memorización de conocimientos que se olvidan a los 15 días, prosiguió.