martes, 22 de enero de 2013

EL LENGUAJE DE STEPHEN HAWKING SE DETERIORA…

FABRICANTE DE CHIPS SE APRESURA A SALVARLO
Por Larry Greenemeier


Intel está desarrollando tecnología de comunicación que pueda procesar y responder rápidamente a las señales que Hawking envía desde los pocos músculos en su cuerpo que todavía puede controlar. El fabricante de chips trabaja en un sistema que utilizará las contracciones de la mejilla del científico, así como movimientos de la boca y las cejas para proporcionar señales a su computador. Hawking está tratando de evitar mayor deterioro a su capacidad de comunicación.

El renombrado físico Stephen Hawking ha dependido por largo tiempo de la tecnología para ayudarle a conectarse con el mundo exterior a pesar de la enfermedad degenerativa de la neurona motora contra la que ha batallado durante los últimos 50 años. Si bien la condición de Hawking se ha deteriorado con el tiempo, un científico altamente respetado de la computación indicó la semana pasada en el Consumer Electronics Show (CES) que él y su equipo pueden estar cerca de un gran avance que podría aumentar la velocidad a la que el físico se comunica, la cual ha caído a apenas una palabra por minuto en los últimos años.

Durante la última década Hawking ha utilizado una contracción voluntaria de los músculos de su mejilla para componer palabras y frases una letra a la vez las cuales son expresadas a través de un dispositivo de generación de voz conectado a su computador. Cada contracción detiene un cursor que escanea continuamente el texto de una pantalla que está frente al científico.

En el CES, el director de tecnología de Intel, Justin Rattner, señaló que Hawking puede también hacer otras expresiones faciales, las que podrían ser utilizadas para acelerar la velocidad a la que el físico transmite sus pensamientos. Hasta proporcionar a Hawking con dos entradas le daría la posibilidad de comunicarse utilizando el código Morse, “que sería una gran mejora", dijo Rattner, quien también es director de los laboratorios de Intel.

Desde finales de 1990, Intel ha suministrado tecnología a Hawking para ayudarle a expresarse. El último capítulo de su trabajo conjunto comenzó a finales de 2011, cuando Hawking se acercó a Gordon Moore, y le informó al cofundador de Intel y padre de la ley de Moore, que su velocidad para componer texto estaba disminuyendo y le preguntó si Intel podría ayudar.

Rattner se reunió con Hawking a principios del año pasado en la celebración del cumpleaños 70 de este último en Cambridge, en donde el director de tecnología de Intel fue uno de los oradores. Después de reunirse con Hawking, Rattner dijo que se preguntó si la tecnología de procesadores de su compañía podría restablecer la capacidad del científico para comunicarse a cinco palabras por minuto, o incluso aumentar esa velocidad a 10. "Hasta ahora, estas tecnologías no han funcionado lo suficientemente bien para satisfacer a alguien como Stephen, quien quiere producir una gran cantidad de información", dijo Rattner.

Intel está trabajando actualmente en un sistema que puede utilizar la contracción de la mejilla de Hawking, así como movimientos de la boca y las cejas para proporcionar señales a su computador. "Hemos construido un nuevo interfaz manejado por caracteres de términos modernos, que incluye un mejor vaticinador de palabras", dijo Rattner. La compañía también está explorando el uso de software de reconocimiento facial para crear una nueva interfaz de usuario para Hawking que sería más rápido que seleccionar letras o palabras individuales.

La configuración actual del equipo de Hawking incluye una PC tableta con una cámara web orientada hacia adelante que él puede usar para realizar llamadas de Skype. Una caja negra debajo de su silla de ruedas conteniendo un amplificador de audio, reguladores de voltaje y una llave de hardware USB que recibe la entrada de un sensor infrarrojo de las gafas de Hawking, que detecta cambios en la luz cuando él contrae la mejilla. Un sintetizador de voz se encuentra en otra caja negra en la parte posterior de la silla y recibe comandos desde el computador a través de un puerto serial USB.

El trabajo de Intel con Hawking es parte de una investigación más amplia de la compañía en aparatos inteligentes, así como tecnología de asistencia para personas mayores. La clave para avanzar en dispositivos inteligentes -que ha estado estancado en los últimos cinco o seis años- es la conciencia del entorno, dijo Rattner. Los dispositivos realmente nos conocerán de la forma en que lo haría un amigo, entenderán cómo nuestras expresiones faciales reflejan nuestro estado de ánimo, agregó.

El plan de Intel para identificar el contexto personal requiere una combinación de hardware (sensores) y software: cámara, acelerómetro, micrófono, un termómetro y otros, que pueda comprobar la agenda personal de uno, las redes sociales y los hábitos de navegación en Internet, para nombrar unos pocos. "Usamos esta [información] para determinar su contexto actual y lo que es importante en un momento dado [y proporcionar] asistencia generalizada", dijo Rattner. Una forma de "asistencia generalizada" es la alfombra mágica, una alfombra que Intel y GE desarrollaron con sensores integrados y acelerómetros que pueden grabar la rutina normal de una persona e incluso su patrón de andar, y hacer sonar una alarma cuando se detectan desviaciones.

Esta asistencia anticipará nuestras necesidades, permitiéndonos saber cuándo se supone que debamos estar en una cita y hasta recordándonos que debemos llevar suficiente dinero en efectivo cuando hacemos ciertas diligencias, según Rattner, quien agregó: "En unos pocos años vamos a estar conectados emocionalmente con nuestros dispositivos".

Tomado de Scientific American. Traducido por Isaías Medina de Metransol Services (metransol@yahoo.com)