domingo, 3 de junio de 2012

ENERGÍA

¿ES ESTA LA CLAVE PARA CREAR BATERÍAS MUCHO MEJORES?

Una empresa cree haber resuelto un problema que ha estado frenando el desarrollo de las nuevas tecnologías energéticas.

Por Kevin Bullis
Traducido por Francisco Reyes (OPINNO)

Varios investigadores están experimentando con algunas ideas que podrían hacer que las baterías fueran mucho mejores de lo que son hoy en día, algo que podría conducir a coches eléctricos más asequibles y formas más baratas de almacenar energía solar para usar por la noche. Sin embargo muchos de estos enfoques tienen una cosa en común: no son prácticos debido a las deficiencias de los electrolitos que contienen las baterías ya existentes.

Jerry Martin, director general y cofundador de una pequeña start-up en Colorado (Estados Unidos), señala que su compañía, Boulder Ionics, está desarrollando un tipo de electrolito que permitiría crear baterías de alto rendimiento. Su electrolito, hecho a partir de líquidos iónicos (sales fundidas por debajo de 100 ⁰C) puede funcionar a voltajes y temperaturas elevadas, no es inflamable y no se evapora. Normalmente, la producción de líquidos iónicos resulta cara, pero Boulder Ionics está desarrollando un proceso de fabricación más barato.

El reemplazo de electrolitos iónicos convencionales por líquidos iónicos podría duplicar la capacidad de almacenamiento de energía de los supercondensadores ya que les permitiría cargarse a voltajes más altos. Esto posibilitaría sustituir la batería de arranque de un coche por una batería del tamaño de una linterna, indica Martin.

Los electrolitos también podrían ayudar a mejorar la capacidad de almacenamiento de las baterías de ión-litio, utilizadas en vehículos eléctricos y teléfonos móviles. Además, podrían ayudar a crear baterías recargables de metal-aire que fueran prácticas. En teoría, las de este tipo almacenarían 10 veces más energía que las de ión-litio convencionales.

Boulder Ionics, que comenzó sus operaciones hace un año y medio, ha construido y probado las piezas claves necesarias para su proceso y las ha usado para crear muestras de evaluación para fabricantes de baterías. A principios de este año, recaudaron 4.3 millones de dólares (3.5 millones de euros) de capital de riesgo.

Martin señala que el proceso diseñado por su compañía podría crear líquidos iónicos que -en las baterías creadas con dichos líquidos- fueran más baratos por vatio-hora de almacenamiento de energía que los electrolitos convencionales.

La empresa está reduciendo el coste de producción principalmente de dos maneras. En primer lugar, ha pasado de un proceso por lotes a uno continuo. Esto resulta mucho más rápido, ya que se tarda seis minutos en crear un electrolito de líquido iónico, en comparación con los tres días de un proceso convencional, y permite a la compañía producir más material con un determinado tamaño de equipamiento, lo que reduce los costes de capital. En lugar de construir una gran planta química, sería posible crear suficiente líquido iónico para 100,000 coches eléctricos en un espacio del tamaño de una sala de estar, explica Martin.

El proceso continuo también da a Boulder Ionics un control más preciso sobre las reacciones químicas involucradas, lo que reduce las impurezas. Martin señala que esto hace que los costosos pasos de purificación sean innecesarios. Sin embargo, el aumento de la producción continua podría ser complicado.

Para ser utilizado en ultracondensadores, el nuevo electrólito de líquido iónico puede sustituir a uno convencional. "Es casi un reemplazo directo, compatible con las líneas de producción existentes", asegura Martin. Sin embargo, para sacar ventaja de la resistencia de alto voltaje de los líquidos iónicos de las baterías de ión-litio, los fabricantes de baterías tendrían que cambiar y utilizar nuevos materiales para los electrodos que operen a voltajes más altos.

Los líquidos iónicos son adecuados para baterías de metal-aire recargables puesto que el electrolito de tales baterías se expone al aire, y los líquidos iónicos tienen la ventaja de que no se evaporan. Al menos una empresa, Fluidic Energy, espera crear baterías de metal-aire que sean prácticas mediante el uso de líquidos iónicos.

Tomado de Technology Review (MIT)