miércoles, 4 de mayo de 2011

La selección de un computador portátil en el nuevo, bravío mundo de las Tabletas

Por Walter S. Mossberg

Aunque muchas compañías están invirtiendo sus energías en los computadores tabletas (Tablets), estas no sustituyen completamente a los computadores portátiles (Laptops), al menos por ahora, dice Walt Mossberg del Wall Street Journal. Aquí está su hoja básica de los factores más importantes a tener en cuenta en la compra de lo último en computadores portátiles.

Es demasiado temprano para sustituir mi guía de compra de computadores portátiles dos veces al año con una guía de compra de tabletas, aunque a veces presiento que debiera. Gran parte de la energía que las empresas una vez vertieran en diseños y los avances de laptops, parece haber sido drenada en una carrera masiva para crear tabletas.

Sin embargo, si bien las tabletas son importantes, no sustituyen completamente los computadores portátiles, al menos no por ahora. Queda un enorme valor en el computador portátil, de forma de concha con un teclado físico, un montón de puertos, gran capacidad de almacenamiento y más caballos de fuerza que los que ofrecen las tabletas. Así pues, he aquí la guía anual de compra de computadores portátiles de primavera, una hoja de trucos básicos acerca de los factores más importantes en el proceso de compra.

Si bien me he centrado en los computadores portátiles, gran parte de estos consejos también se aplican a los computadores de escritorio, una especie que desaparece. Como siempre, estos consejos son para el consumidor promedio envuelto en las tareas más comunes. Este consejo no se aplica a las empresas o para los jugadores empedernidos o los productores serios de medios de comunicación.

Lo primero a considerar es que es posible que usted desee esperar para sustituir su computador portátil. El iPad de Apple, y las tabletas que le han seguido, han puesto la industria del computador en un estado de reajuste. Si usted es dueño de una tableta, es probable que utilice su computador portátil con menos frecuencia, extendiendo su vida útil. Y si no lo hace, usted probablemente encontrará dentro del próximo año o dos que más opciones interesantes aparecerán a medida que las empresas traten de incorporar las opciones de las tabletas en los computadores portátiles o que las características del computador portátil sean agregadas a las tabletas.

Asunto de tiempo

Algunos indicios tempranos: la MacBook Air de Apple y la Serie 9 de Samsung, basada en Windows, encienden casi de inmediato, como las tabletas, y utilizan chips para almacenamiento de archivos, como hacen las tabletas, en lugar de los discos duros. Además, Apple lanzará pronto un nuevo sistema operativo para la Macintosh, llamado Lion, que muestra los programas en pantalla como si fueran aplicaciones (apps) de tableta, y ya tiene una aplicación tipo iPad para almacenamiento en la Mac. Microsoft está trabajando en una versión de Windows, que es probable aparezca el próximo año, la cual fusiona los conceptos de tabletas y PCs. Este software funcionará en algunos equipos actuales, pero hardware nuevo, más adaptado a estos sistemas, está en proceso de desarrollo.

En cuanto a las tabletas, algunas empresas están trabajando en diseños que van más allá de la plantilla del iPad para de alguna manera integrar teclados físicos y puertos tradicionales. Esto ciertamente empañaría las líneas y haría las nuevas opciones intrigantes, si usted espera.

Tabletas vs. Laptops

Los compradores de portátiles deben considerar si una tableta es suficiente, especialmente si buscan una maquina secundaria altamente portátil, como señalé en mi última guía. El nuevo iPad 2 de Apple, que todavía cuesta $499, tiene por lo menos dos veces la potencia del modelo original, y ahora cuenta con 65,000 aplicaciones de tabletas optimizadas. Esta poco a poco va transformándose en una plataforma de productividad, capaz, por ejemplo, de editar videos. Ahora se le han unido competidores de potencia similar ejecutando una nueva versión del sistema operativo Android para tabletas de Google y por PlayBook que cuesta $499, la primera tableta de Research in Motion, que cuenta con hardware rápido y un nuevo sistema operativo. La nueva tableta de Hewlett-Packard, basada en la tecnología Palm, estará disponible muy pronto.

Las tabletas tienden a batir las portátiles pequeñas y de bajo costo en peso, velocidad de encendido y duración de la batería. Y son competitivas en un montón de tareas comunes, como la navegación Web, correo electrónico, redes sociales, y la visualización o reproducción de documentos, fotos, vídeos y música.

Pero aún así las portátiles ganan cuando se trata de trabajo intensivo como la creación de documentos largos, o hacer cualquier cosa que requiere precisión y los beneficios de un teclado físico. También son más compatibles con las impresoras y discos externos.

Si usted no puede esperar, o no quiere una tableta, encontrará que relativamente poco ha cambiado en el terreno de las computadoras portátiles en los últimos seis meses. He aquí un resumen de lo que debe buscar en un computador portátil.

Windows vs. Mac

Como siempre, las portátiles de Windows 7 cuestan menos y ofrecen mucho más variedad que el Mac portátil. Las últimas cuestan desde $999 en adelante, mientras que algunas máquinas básicas de Windows se pueden conseguir por $300 y los modelos mejor equipados están en el rango de $500 a $800. Además, Apple se niega a hacer pequeños netbooks, dejando esa categoría a los chicos de Windows. Sin embargo, los portátiles de Apple combinan elegancia, durabilidad y larga vida de la batería con una fuerte atención al cliente. Las Macs pueden ejecutar Windows, con coste adicional, si necesita usted utilizar un programa que es solo para Windows. Las Macs vienen con mejor software integrado. Por último, los usuarios de Mac por lo general no necesitan preocuparse sobre el software malicioso, ya que casi todos ellos son diseñados para funcionar en la plataforma de Windows.

Memoria

Yo recomiendo 4 gigabytes de memoria, o RAM, en un nuevo equipo con Windows, aunque un Mac funciona bien con 2 gigabytes, a menos que esté usted diseñando gráficos complejos. Las máquinas nuevas de Windows deben ser etiquetadas "64 bits" para un mejor rendimiento.

Procesadores

Los chips más recientes, y más anunciados, para portátiles de consumo son los modelos Intel i3, i5 e i7 Core. Sin embargo, un PC con chips de su rival AMD, que por lo general cuestan menos, o los modelos de procesadores más viejos de Intel de doble núcleo (dual core), son adecuados para la mayoría de los usuarios.

Gráficas

Preste atención a la capacidad de las gráficas, aun si no está usted imbuido en los juegos de video o videos. Muchos equipos descargan tareas no gráficas a los chips gráficos potentes para más rápida operación.
En general, las máquinas más baratas tienen hardware de gráficos más frágiles, y los más costosos tienen gráficos más potentes. Algunos tienen los dos y pueden cambiar de uno a otro, según sea necesario.

Discos duros

Un disco duro de 320 gigabytes debe ser el mínimo en la mayoría de las PC, aunque 250 gigabytes son adecuados para la mayoría de usuarios. Los discos de estado sólido, que carecen de partes móviles y utilizan memoria flash, son más costosos pero más rápidos y consumen menos energía. Sin embargo, por lo general tienen menos capacidad. A medida que más datos se almacenen en línea, una enorme cantidad de almacenamiento local será menos crucial.

Puertos

Muchos equipos ahora vienen con un puerto llamado HDMI, lo que hace la conexión a un televisor de alta definición fácil. Hay un nuevo puerto de USB, mucho más rápido, llamado USB 3.0, pero hasta ahora, son pocos los dispositivos periféricos que pueden usarlo. Además, Apple ha introducido un nuevo conector de alta velocidad que tiene poco uso práctico hasta la fecha, llamado Rayo (Thunderbolt).

Una vez más, con la industria en proceso de cambio y las tabletas en aumento, si usted puede esperar para comprar un computador portátil, hágalo. Pero si tiene que dar el paso, no gaste más de lo necesario en un computador portátil.

Tomado de Wall Street Journal

Traducido por Isaías Ferreira