jueves, 21 de agosto de 2014

HABLÓ EL CREADOR DEL POP-UP: "PIDO PERDÓN, JURO QUE TENÍA BUENAS INTENCIONES"

Ethan Zuckerman, el programador estadounidense que inventó el molesto mecanismo de publicidad en internet, nunca imaginó lo que pasaría

El especialista en medios digitales, actualmente profesor del prestigioso MIT, empezó su carrera como diseñador para Tripod.com, que ofrece servidores web. Eran los años 90, e internet era todavía un mundo por crear.

Una día, una compañía fabricante de automóviles llamó desesperada a Tripod al ver que un banner suyo aparecía en una página web que "celebraba el sexo anal". Evidentemente, un sitio porno no es el mejor lugar para promocionar productos que buscan estar asociados a la clase y a la elegancia.

Ethan Zuckerman fue el encargado de buscar una solución para este cliente. Y una brillante idea se le ocurrió: ¿Qué tal si la publicidad, en lugar de aparecer directamente en la página, se abriera súbitamente en una ventana distinta?

De esa manera, los anunciantes tendrían asegurada la promoción del producto, pero con la tranquilidad de que la marca no quede asociada a contenidos indeseables.

Zuckerman escribió el código para hacer esa idea realidad, y así nació el pop-up. Rápidamente, este tipo de avisos inundaron internet, haciendo casi imposible navegar con comodidad, porque a cada instante una nueva ventana publicitaria aparecía.

Hoy ese grave problema está casi solucionado gracias a que los exploradores incluyeron distintos tipos de bloqueadores de pop-ups. Por eso, sólo aparecen cuando se navega por páginas no seguras.

Casi 20 años después de su creación, Zuckerman se arrepiente y alerta sobre los excesos de la publicidad en la web. En una larga columna publicada en la prestigiosa revista The Atlantic, criticó el modelo de negocios basado exclusivamente en la propaganda.

"Todos hemos arruinado tanto las cosas alguna vez en nuestra vida, que nos vimos obligados a explicar nuestras acciones recordando nuestras buenas intenciones. Es obvio que lo que hicimos fue un fiasco, así que déjenme recordarles que lo que quisimos hacer era 'noble y valiente'", dijo en su disculpa.

"El fiasco del que quiero hablar es la World Wide Web, específicamente, de la constelación de redes sociales, servicios y contenidos gratuitos, sostenidos por la publicidad", agregó.

La consecuencia del avance de un método de financiamiento basado exclusivamente en la publicidad fue, según Zuckerman, terminar "con la vigilancia como el modelo de negocios por defecto, sino el único".