domingo, 6 de octubre de 2013

TWITTER SE DESNUDA ANTE EL MERCADO

• La red social de los 140 caracteres abre sus libros justo antes de salir a Bolsa. No es rentable, pero ingresa cada vez más y dedica el 44% de lo que recauda a investigar e innovar
• Twitter busca recaudar 1,000 millones con su salida a Bolsa

Por SANDRO POZZI / Nueva York

Si alguien está interesado en comprar acciones de Twitter cuando empiece a cotizar en Wall Street, que mire lo que acaba de hacer Facebook con Instagram, que empezará a incluir publicidad en las fotografías. Le ayudará a entender dónde está el potencial que tiene para crecer y también donde están los riesgos para su negocio. Todo esto está detallado en el amplio documento que ha entregado al regulador bursátil, en el que abre por primera vez sus libros contables al público, justo antes de salir a Bolsa.

La primera conclusión salta a la vista: Twitter no es rentable. El pasado ejercicio tuvo pérdidas de 79 millones de dólares (58 millones de euros). Es casi la mitad que en 2011, cuando rondaron los 128 millones (94 millones de euros). Pero en los primeros seis meses de este año ya iban por 69 millones, tras crecer un 41%. La segunda es que su crecimiento se modera. Los ingresos crecieron un 200% entre 2011 y 2012, hasta los 317 millones (233 millones de euros). Hace tres años eran solo de 28 millones. En la primera mitad de 2013, sin embargo, van ya por 254 millones, un 107% más que en los primeros seis meses de 2012.

Esas son las cifras de cómo va un negocio que se alimenta de 218 millones de usuarios activos al mes. Los analistas llevan horas deshuesando hasta el último detalle de la información, mientras Twitter trata de ir lo más rápido posible en el proceso para salir a Bolsa antes de que se cree demasiada anticipación. En el juego de cifras sobre su posible valoración, la horquilla se mueve ahora entre los 12,000 millones y los 18,000 millones de dólares.

Twitter llega a Wall Street esperando recaudar 1,000 millones. La radiografía de su modelo de negocio muestra que el crecimiento de su base de usuarios se estanca en mercados maduros, como el de EE UU, y que su fuente de ingresos está muy concentrada. Esa falta de diversificación puede ser un problema mayor si la tendencia se invierte por razones económicas, del mercado de la publicidad o porque un competidor se meta en ese terreno.

La publicidad, el combustible

El 87% de los ingresos de Twitter llegaron en el primer semestre a través de la publicidad, unos 221 millones, y la mayoría por tuits, cuentas y tendencias patrocinadas. El resto es porque vende los datos. Sus principales enemigos, por tanto, están claros: Google, la firma dominante en la publicidad en Internet, Facebook, Microsoft, Yahoo! y LinkedIn, que disponen de estructuras más grandes, más usuarios y mayores recursos financieros.

Como sus rivales, la clave para atraer publicidad está en “implicar al usuario”. A su favor juega que nació como una plataforma móvil, donde ahora se libra la batalla por la publicidad electrónica. Eso le convirtió en una herramienta para acceder a información casi indispensable. Pero para que funcione y se haga con anunciantes, Twitter explica que debe garantizar que la infraestructura y la aplicación funcionan.

“Aunque los ingresos han crecido muy rápido, esperamos que el ritmo se frene por una amplia variedad de factores, incluida una reducción gradual en el crecimiento de la base de usuarios”, advierte. Señala por ello que necesita expandirse a escala internacional para mantener el crecimiento. Pero en ese punto cita los problemas que puede tener con rivales locales en mercados emergentes, como la Sina Weibo, LINE y Kakao en Asia.

El mensaje de Twitter es que está generando dinero con el móvil, algo que no hacía Facebook cuando hace año y medios debutó en el Nasdaq. El riesgo mayor para su negocio está, quizás, en la integración de su aplicación con otros servicios, como sucedió precisamente con Instagram cuando fue adquirida por Facebook. “Una eliminación similar de la integración de Twitter en el futuro puede impactar adversamente en nuestro negocio y en el resultados operativo”, advierte a los inversores.

Facebook, es espejo en Bolsa

Twitter trata de evitar en la medida de lo posible ser comparada con Facebook. Una cosa que sin embargo demostró Facebook es que lo importante no es el crecimiento de la base de usuarios, sino el dinero que puede generar con cada cuenta. Ahí empieza a crecer, pero sigue siendo insignificante en el cómputo general de los ingresos y su modelo de negocio depende claramente de cómo respiren los anunciantes a diario.

En el análisis de los riesgos, pesa el hecho de que los anunciantes no tienen un compromiso a largo plazo con Twitter. “Si sufrimos una caía en las cuentas o en la implicación del usuario, los anunciantes pueden dejar de ver nuestros productos y servicios atractivos para su presupuestos”, advierte. En este caso, dependen enormemente del uso que hagan las celebridades, deportistas, políticos y medios del popular microblog.

La información que ofrece Twitter sobre los riesgos es más amplia que la que aportó Facebook. Los analistas se fijan también en los costes que arrastra la joven compañía, porque ayudan a entender por qué no es rentable. En este caso, sorprende la remuneración de 11.5 millones que recibió el pasado ejercicio Dick Costolo, su consejero delegado y principal responsable de haber hecho crecer la empresa prácticamente de la nada.

Si Twitter logra mantener las pérdidas mientras crecen sus ingresos, esto en principio no debería ser un problema. Y como Facebook, le bastaría con cerrar el grifo del gasto para ser rentable. Pero a la vez que crece, también lo hace su plantilla. Entre enero de 2010 y junio de 2013, indica el prospecto, sumó 1,800 empleados. Ahora cuenta con 2,000 asalariados, un número importante si se compara con lo limitado que es su servicio.

El grueso del gasto de Twitter es en concepto de inversión en investigación y desarrollo, partida que equivale al 44% de los ingresos. Es algo que no esperaban los analistas en tal proporción. Con las cuentas hechas, la primera lectura general es que los ingresos no son tan robustos como se esperaba, por eso creen que le queda mucho aún por demostrar, y se pone en evidencia como problema la falta de diversificación de su negocio.

Tomado de elpais.com

No hay comentarios: