domingo, 27 de enero de 2013

4K ULTRA HD Vs. OLED

OLVÍDESE DE LOS TVS 4K ULTRA HD: YO QUIERO UNA TV OLED
Por James K. Willcox


La semana pasada el Consumer Electronics Show fue una gran oportunidad para ver las últimas dos tecnologías de televisores, Ultra HD y OLED -a veces comparadas lado a lado. Durante una transmisión en vivo en la que fui entrevistado junto a Mike Snider de USA Today, nos preguntaron cuál de estos nuevos tipos de televisores compraríamos, si el dinero no fuera objeción.

Yo no tuve que pensar mucho antes de responder, "OLED".

Por supuesto, no todo el mundo compartirá mi punto de vista. Y una vez que podamos conseguir algunos TVs Ultra HD y OLED en nuestros laboratorios para probarlos, tal vez cambie de opinión. Pero basado en las demostraciones de varias marcas importantes de televisores que observé en la feria, los TV OLEDs que vi fueron los que más me impresionaron en comparación con lo que actualmente estoy recibiendo de mis televisores de 1080p.

No me malinterpreten, hay mucho para apreciar en los televisores de Ultra Alta Definición. Ciertamente, las pantallas de alta resolución de 4K se ven muy bien y te permiten estar bien cerca del televisor sin hacer visible la cuadrícula de píxeles (llamado el "efecto tela metálica"). Para muchos de nosotros, esto significa que podremos ver una pantalla más grande, sin tener que cambiar la distancia de nuestro asiento.

Y por ahora, los fabricantes de OLED están teniendo dificultades haciendo televisores OLEDs mas grandes; la limitación de tamaño actual es de unas 55 ó 56 pulgadas. En el CES vimos prototipos de Ultra HD de 110 pulgadas, y los pocos que están en venta son de 84-pulgadas. Durante el show, varias empresas anunciaron modelos en la gama de 55 a 75 pulgadas, un tamaño más adecuado para la mayoría de los compradores potenciales, aunque me pregunto si un TV de Ultra HD de 55 pulgadas puede mostrar adecuadamente una resolución mayor.

También es probable que los precios de los TV de Ultra Alta Definición bajen más rápido que los de TV OLED. Los Ultra HDs son esencialmente televisores LCD con una mayor densidad de píxeles, por lo que pueden ser fabricados en las mismas líneas de producción estándar de las pantallas LCD. Los televisores OLED requieren un nuevo proceso de fabricación, y los rendimientos hasta el momento no han sido grandes, lo que probablemente mantendrá los precios altos durante un período más largo de tiempo.

Pero esa es también la debilidad de los TV Ultra HD: Los TV 4K son esencialmente televisores LCD, con muchos de los inconvenientes de ese formato –principalmente problemas de uniformidad de iluminación de fondo, ángulos de visión limitado y, a menudo, niveles mediocres de contraste. Sí, las imágenes se ven más nítidas, pero la mayoría de los espectadores solo se dará cuenta con material original de alta calidad, y los Blu-Rays 4K están por lo menos a un año de distancia.

OLED, sin embargo, es un nuevo tipo de televisión, y es el vehículo perfecto para demostrar que el detalle de la imagen es sólo uno de un puñado de atributos que contribuyen a una imagen de aspecto excelente. Con los TV OLED siento una experiencia de visualización de TV completamente nueva. Los niveles de negro son tan profundos que hay que verlo para creerlo.


En la primera demostración OLED que vi hace unos años, en una habitación que podía tornarse casi absolutamente oscura, el TV parecía desaparecer cuando las luces se apagaban, las imágenes parecían flotar en el espacio. (Cuando probamos la primera producción de TV OLED, el XEL-1 de 11 pulgadas de Sony con costo de $2,500, tuvimos que comprar equipo de prueba nuevo para poder medir sus niveles de negro).

Los OLEDs también ofrecen imágenes de ultra alto contraste con colores vivos y vibrantes, que saltan de la pantalla. Añada a eso brillo mejor que plasma, ángulos de visión ilimitados, y eficiencia energética mejor incluso que TVs de LCD, basados en LED, OLED ofrece una experiencia visual dinámica que simplemente no obtuve con el TV Ultra HD que vi.

Por supuesto, la próxima versión de televisores OLED también tendrán resoluciones de 4K Ultra HD. Había varios 4K OLEDs en exhibición en el CES, y por supuesto, lucían estupendos. Pero incluso cuando estaba viendo clips en los conjuntos OLED de 1080p nunca, ni por asomo se me ocurrió pensar: "Muchacho, si este conjunto tuviera cuatro veces más píxeles…" Cuando el televisor está haciendo todo lo demás correctamente, se tiene la impresión de una imagen más nítida y dinámica, incluso cuando la resolución no ha sido aumentada.

Como siempre, estoy esperando que podamos traer algunos de estos nuevos televisores a nuestros laboratorios este año para someterlos a pruebas exhaustivas; también tengo curiosidad por ver si nuestro ingeniero jefe de TV, Claudio Ciacci, compartirá mi opinión inicial. De cualquier manera, tanto Ultra HD como OLED son desarrollos emocionantes para quienes pasamos mucho tiempo viendo televisores.

Pero con precios que se espera estén más allá de los $10,000 para los televisores usando cualquiera de estas tecnologías, vamos a estar un poco más emocionados cuando haya un nuevo desarrollo: hacer que sean asequibles para el consumidor promedio.

Tomado de Consumer Reports. Traducción por Isaias Medina de Metransol Services (metransol@yahoo.com)

No hay comentarios: