sábado, 6 de octubre de 2012

CIBERCRIMEN ARRASA EN TWITTER

¿MERCADO NEGRO DE CUENTAS ROBADAS DE TWITTER?

Cada vez más usuarios de la red social denuncian que sus perfiles han sido jaqueados y puestos a la venta online. Los seguidores (followers), también en la mira de los cibercriminales

Eric Weaver intentó iniciar sesión en su cuenta de Twitter, pero fue bloqueado. Un hacker había entrado a su perfil y había cambiado la clave. Pero la historia no termina ahí. Con un poco de investigación, Weaver encontró que @weaver se vendía en línea en HackForums.net. Descubrió también que el software para piratear decenas de cuentas se consigue fácilmente en la web. "Me sorprendió cómo todo sucede tan abiertamente", dijo Weaver, un ejecutivo de publicidad en Seattle, a The Huffington Post. Los ciberpiratas "son capaces de operar con aparente impunidad", señaló.

Otros usuarios del microblog de 140 caracteres han sido víctimas de hackers y han descubierto que sus cuentas están a la venta en los foros en línea como ForumKorner.com y HackForums.net.

Esta semana, el usuario de Twitter Daniel Dennis Jones contó, en un post en Storify, cómo su cuenta de @blanket fue jaqueada, robada y puesta a la venta en el mercado negro. Jones dijo que se comunicó con su hacker, que decía ser un joven de 14 años de Dakota del Sur. El adolescente le explicó cómo este tipo de software -conocido como "cracker Twitter"- se puede comprar fácilmente en línea.

Un vendedor en ForumKorner.com contó que este tipo de programa permite "cargar más de 10,000 contraseñas y automáticamente comprobar el nombre del usuario".

Los criminales online utilizan ForumKorner.com para vender las cuentas robadas, a veces en grandes cantidades. La semana pasada, un pirata informático que respondía al nombre de "Gumbo" publicó una lista de más de 30 nombres robados.

Para los expertos, el mercado clandestino de cuentas de Twitter y la aparente facilidad con la que se roban plantea preguntas acerca de la seguridad del popular sitio.

"La mayoría de las empresas ha construido sistemas para evitar que los jaquers repetidamente roben sus contraseñas", indicó Chester Wisniewski, un investigador de la firma de seguridad cibernética Sophos. "Esto ha estado sucediendo durante mucho tiempo. No va a desaparecer y Twitter no parece estar haciendo nada al respecto".

En agosto, el periodista tecnológico Mat Honan reveló cómo su vida digital fue destruida después de que ciberpiratas robaron su cuenta @mat. En lugar de tratar de vender el usuario, utilizaron la plataforma para difundir mensajes racistas y homofóbicos.

Weaver relató que intentó contactarse con autoridades del blog para recuperar su cuenta, pero le fue imposible. Finalmente, lo consiguió a través de un conocido que trabajaba en Twitter. Durante tres semanas, su nombre fue cambiado por "Jaimi en Brooklyn". Para él, la situación fue embarazosa, ya que al ser un ejecutivo de publicidad, su presencia en las redes sociales es parte de su trabajo. "Mis seguidores en Twitter estaban confundidos por mi fascinación repentina por peinados y cantantes de R&B".

Weaver dijo que desde entonces ha fortalecido su contraseña de Twitter, pero sigue pensando que la persona que jaqueó su cuenta sigue operando abiertamente en línea. "Son sólo niños aburridos, que se piensan que son invencibles".

La compra de "followers". La mayoría de los usuarios de Twitter intentan conseguir seguidores posteando tweets divertidos, comentando noticias o divulgando información. Sin embargo, algunos buscan formas inusuales para ser populares. Una de estas maneras es la compra de seguidores, un negocio que crece cada vez más.

La compañía de seguridad Barracuda Labs realizó un estudio sobre la oferta y la demanda de followers falsos en Twitter. Creó tres cuentas ficticias y adquirió entre 20,000 y 70,000 seguidores en eBay y otros sitios que encontró a través de Google haciendo la búsqueda “comprar seguidores en Twitter”.

Los precios de los seguidores y los retweets varían según el cuidado que pone el vendedor para no ser descubierto, según Barracuda Labs.

No hay comentarios: