jueves, 12 de abril de 2012

PATENTES

¿QUÉ GANÓ MICROSOFT CON LA COMPRA DE LAS PATENTES DE AOL?
Por SHIRA OVIDE y JOHN LETZING

La carrera armamentista de patentes de tecnología se está calentando, otra vez.

El acuerdo de Microsoft Corp. para gastar casi US$1,100 millones en comprar y licenciar alrededor de 1,100 patentes, que cubren algunos de los mecanismos básicos de Internet, de AOL Inc. pone de manifiesto el continuado auge del gasto entre los titanes tecnológicos en lo que equivale a las medidas disuasivas nucleares en la era de Internet.

"Esto ha sido una evolución gradual de patentes desde simples activos legales a activos financieros estratégicos", afirmó Mark Radcliffe, un socio de la firma legal DLA Piper que se especializa en propiedad intelectual.

Empresas como Google Inc., Apple Inc., Facebook Inc. y Microsoft Inc. han estado maniobrando para obtener ventajas legales mientras pelean por mayores participaciones en los mercados móviles y de Internet. Otras firmas, como TiVo Inc. y Eastman Kodak Co., que opera bajo protección de la corte de bancarrota, intentan sacar provecho económico de la batalla por las patentes.

El acuerdo del lunes pone de manifiesto los crecientes precios de la propiedad intelectual que pueden abarcar a varios negocios. Microsoft acordó pagar mucho más que el valor de alrededor de US$300 millones que algunos analistas le habían asignado a la colección de patentes de AOL, que toca tecnologías ampliamente usadas en áreas como correo electrónico, posicionamiento de resultados de búsquedas en la web, navegadores de Internet, mensajería instantánea y videoconferencias.

El acuerdo fue motivado principalmente por un deseo de mantener las patentes de AOL fuera de las manos de rivales de Microsoft, que podrían usarlas para presentar demandas por patentes contra la empresa, afirmó una persona al tanto. La empresa de software estadounidense, con sede en Redmond, estado de Washington, considera revender al menos algunas de las patentes que compró de AOL. AOL y Microsoft también han tenido relaciones amistosas en cuanto a patentes en el pasado.

"AOL básicamente estaba en lo más alto de nuestra lista de portafolios de patentes sobre las que debíamos tener cuidado desde una perspectiva defensiva", afirmó Brad Smith, Consejero General de Microsoft, en una entrevista. Smith indicó que Microsoft no planea abrir un nuevo frente de litigio por patentes, como ha hecho con patentes que considera han sido infringidas por aparatos que operan con Android.

Alexander Poltorak, presidente ejecutivo de la firma de corretaje y aplicación de patentes General Patent Corp., afirmó que Microsoft está pagando un precio "exorbitante", a más de US$1 millón por cada patente de AOL que compró u obtuvo licencia. En comparación, la venta histórica del año pasado de patentes de Nortel Networks Corp. por US$4,500 millones resultó ser de alrededor de US$750,000 por patente.

Poltorak afirmó que incluso las patentes de buena calidad compradas como parte de un portafolio tan grande, en lugar de elegirlas en forma individual, suelen tener un valor de mercado de entre US$100,000 a US$200,000 cada una. En promedio, agregó, sólo alrededor de 5 % de cualquier portafolio de una empresa grande consiste en patentes que "valen la pena", o que se pueden hacer cumplir en los tribunales.

El acuerdo de patentes incluye una sorpresa: Microsoft está comprando activos que pertenecían a Netscape, el pionero fabricante de navegadores web que fue comprado por AOL y en su momento fue el archienemigo de Microsoft en Internet. Las acciones tomadas por Microsoft contra Netscape fueron un factor significativo detrás de la demanda antimonopolio de 1998 por parte del gobierno de EE.UU. contra Microsoft que fue resuelta a cambio de supervisión del gobierno a las actividades de la empresa.

Expertos en patentes afirmaron que Microsoft probablemente esté pagando buenas sumas para mantener las patentes lejos del alcance de sus rivales. El portafolio de AOL incluye propiedad intelectual relacionada a tecnología móvil, que podría tener un impacto en el sistema operativo de Android, de Google, o el iPhone de Apple.

Microsoft, en tanto, se ha concentrado principalmente en obtener regalías de empresas que cree usan sus patentes. Identificó a varios cientos de patentes de AOL relacionadas con software como el de Microsoft Windows, Internet Explorer, tecnologías de correo electrónico y los servicios de llamadas digitales Skype, según una persona al tanto del asunto.

Otros interesados probablemente hicieron subir el valor del acuerdo, según personas informadas. Google y Facebook al menos expresaron un interés preliminar por la colección de patentes de AOL, según personas familiarizadas con el asunto.

Durante la subasta, AOL trató de capitalizar el valor de las patentes como "armas defensivas", según una persona familiarizada con el asunto.

Muchas de las compras recientes de portafolios de patentes se han considerado como formas de adquirir un arsenal para presentar contrademandas, incluyendo el acuerdo de Google el año pasado para comprar Motorola Mobility Holdings Inc. por US$12,500 millones. Facebook, que fue demandado por Yahoo Inc. por violación de patentes, hace poco compró patentes de International Business Machines Corp. y presentó una contrademanda contra Yahoo.

Microsoft ha citado su deseo de lograr más acuerdos de patentes, como el alcanzado el pasado otoño con Samsung Electronics Co. En virtud de dicho acuerdo, Microsoft recibirá regalías de parte de algunos teléfonos móviles de Samsung usando Android y tabletas. En ausencia de acuerdos amistosos de licencia, Microsoft no ha sido tímido en escalar su estrategia de patente.

Después que Microsoft no pudo ganar las licencias de patentes del lector electrónico Nook de Barnes & Noble Inc. que funciona con Android, Microsoft el año pasado demandó a la vendedora de libros por la presunta violación de patentes de software. Microsoft en febrero también se quejó a las autoridades reguladoras europeas de que Google y su pronto-a-ser la unidad Motorola Mobility están injustamente blandiendo una importante clase de patentes en contra de sus rivales.

Tomado de Wall Street Journal Online, edición en español