miércoles, 13 de julio de 2011

En Minnesota, hacker es sentenciado a 18 años de prisión por aterrorizar vecinos


Por Jeff Hughes

Los 18 años a que el hacker de Blaine, Barry Ardolf, fue condenado, equivaldrán a un año por cada 39.3 días de infierno a los que él sometió a sus víctimas.

El hacker de Blaine, Minnesota, Barry Ardolf, fue condenado a una pena de 18 años en una prisión federal este martes, 12 de julio de 2011. Ardolf había aterrorizado a una familia vecina por dos años a través de una campaña cuidadosamente planificada, la que envolvía el secuestro de una red Wi-Fi para acosar, comprometer y avergonzar a los vecinos de al lado en todas las facetas de sus vidas.

La obsesiva-pasiva agresión de Ardolf se encendió al parecer a finales de 2008, cuando sus vecinos, Matt y Bethany Kostolnik, se querellaron en su contra a la policía. Los Kostolnik tenían un hijo de 4 años que deambulaba a la casa de los vecinos de al lado, poco después de mudarse al suburbio de Blaine, Minnesota.

Ardolf, de 46 años y padre de dos niñas, según el informe había recogido al muchacho, lo había devuelto a la pareja y luego besó al niño en los labios. Ardolf se ofendió cuando los vecinos llamaron a la policía y prometió vengarse, como cualquier buen villano.

El hombre, un técnico informático de Medtronic, descargó un programa para jaquear Wi-Fi para invadir la encriptación WEP de sus vecinos. Ardolf creó una página falsa de Myspace, así como varios correos electrónicos falsos en nombre de Matt Kostolnik. El hacker procedió a publicar pornografía infantil en la página de Myspace y entonces envió la pornografía infantil por correo electrónico a los compañeros de trabajo de Kostolnik, en la oficina de abogado donde labora.

Como si fuera poco, el hacker de Blaine envió amenazas de muerte al vicepresidente Joe Biden y a otros políticos desde la cuenta de Yahoo de Kostolnik. Esto le costó a Kostolnik una visita de los servicios secretos que habían trazado los correos a su dirección de IP. Uno de los mensajes de correo electrónico decía a Biden: "¡Juro por Dios que te voy a matar!"

Las diabluras de Ardolf fueron detectadas cuando un frustrado Kostolnik dijo a sus jefes que no tenía ni idea de lo que estaba sucediendo. El bufete de abogados contrató a una empresa para echar un vistazo a su red Wi-Fi e instalar un paquete rastreador para buscar la raíz del problema.

Con el tiempo, el nombre de Ardolf y su cuenta de Comcast fueron encontrados, lo que le dio al FBI razón para obtener una orden de registro de la casa de Ardolf. Estos encontraron evidencia masiva que les permitió hacer cargos contra el hacker de Blaine por robo de identidad, por hacer amenazas contra Biden, por posesión de pornografía infantil, así como la distribución de pornografía envolviendo niños.

El FBI también encontró pruebas de que Ardolf había puesto en práctica un ataque similar contra una familia en Brooklyn Park por estacionar estos sus coches en frente de su casa. Los cargos contra Ardolf exigen que este se registre como un delincuente sexual de por vida y que después de su excarcelación sea supervisado por 20 años. Según la Pioneer Press, también será vigilado cuando trabaje con computadoras por sus oficiales de libertad condicional. El hombre pudo haber sido una pesadilla para sus vecinos, pero 18 años de prisión, ¿no es un poco exagerado?

Digital Trends Yahoo! News

Miércoles, 13 de julio de 2011.

Traducido por Isaías Ferreira (metransol@yahoo.com)

No hay comentarios: