jueves, 21 de abril de 2011

Más fuerte que el acero, pero tan fácil de moldear como el plástico

Imagine un material que es más fuerte que el acero pero tan versátil como los plásticos, capaces de asumir una gama casi ilimitada de formas. A lo largo de muchas décadas, los científicos especializados en el desarrollo de nuevos materiales han intentado obtener una sustancia ideal en cuanto a que pudiera moldearse en formas complejas con la misma facilidad y el bajo costo que el plástico, pero sin sacrificar la fortaleza y durabilidad del metal.

Ahora, un equipo de investigadores dirigido por Jan Schroers, científico de los materiales en la Universidad de Yale, ha demostrado que algunos vidrios metálicos recientemente desarrollados pueden moldearse en formas complejas como los plásticos, y sin tener que sacrificar ni la fuerza ni la durabilidad propia de los metales.

Estas aleaciones se parecen al metal ordinario pero pueden ser moldeadas tan barata y fácilmente como se hace con el plástico. En sus pruebas, el equipo de Schroers ya ha creado varias formas complejas, incluyendo estuches para relojes, resonadores miniaturizados, implantes biomédicos, y botellas metálicas sin costuras, que pueden moldearse en menos de un minuto y son el doble de fuertes que el propio acero.

Los materiales cuestan casi igual que el acero de alta calidad, pero pueden ser procesados a un costo tan bajo como si fuesen plástico.

Las aleaciones pueden hacerse de diferentes metales, incluyendo circonio, níquel, titanio y cobre.

Además, el equipo de investigación ha logrado combinar en una sola fase tres de los pasos que se deben hacer por separado en el procesamiento tradicional de los metales. Esta simplificación permite llevar a cabo en menos de un minuto un proceso que de otro modo resultaría engorroso y consumiría mucho tiempo y energía.

Las propiedades superiores de estos nuevos vidrios metálicos con respecto a los plásticos y a los metales típicos, combinadas con la facilidad, economía y precisión de su moldeado, podrían tener importantes repercusiones en la sociedad, quizá comparables a las que en el último siglo tuvieron el desarrollo de los plásticos sintéticos y sus métodos asociados de procesamiento.

Amazings.com